Wednesday, April 11, 2012

Si hay una amenaza de desahucio recomiendan negociar la deuda y evitar las presiones del banco



Cuando llega el indeseable momento de no poder hacer frente a la hipoteca toca negociar con el banco para evitar el desahucio. El reciente decreto del Gobierno ayuda pero en realidad no resuelve el problema. Si uno ve que no va a poder afrontar los pagos hay que saber negociar porque el banco usará toda su fuerza para presionarnos.
Algunos bancos utilizan la debilidad de las personas para extorsionar y amenazarLos fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau y Adrià Alemany, han publicado Vidas Hipotecadas, un libro que señala a los responsables de los miles de desahucios que se dan en España y que ofrece una serie de técnicas para negociar la deuda con el banco.

Desde que empezó la crisis en 2007 se han realizado en España 330.000 ejecuciones hipotecarias que han dejado centenares de miles de personas sin vivienda, en la calle y con una deuda de por vida.

Los autores de este libro recomiendan negociar una solución con el banco y no descartar la dación en pago, aunque, por la caída del valor de la vivienda desde 2007, los bancos son reticentes a esta solución y de entrada dirán que es imposible.

Tres pautas básicas
■Informarse de las opciones que hay.
■No dejarse amenazar por las entidades bancarias.
■Escoger bien el momento en que se deja de pagar para garantizar las necesidades básicas.
El banco tiene más armas. Según Ada Colau, "muchas entidades utilizan la debilidad de las personas que llegan a la oficina con la pena de no poder pagar la hipoteca para extorsionar y amenazar con un desahucio con policía al día siguiente, cuando en realidad esa acción puede tardar meses".

Colau y Alemany fundaron en el 2009 la PAH y lo primero que les sorprendió es que los afectados no estaban enfadados, sino deprimidos por una situación que la vivían como un fracaso, pese a que no tenían toda la culpa de haber llegado a esa situación.

Por ello, los autores piden en el libro un cambio de actitud, ya que es un "problema grave pero que no conduce a la prisión", y recomiendan "no dejar de comer o de alimentar a los hijos par poder a pagar la hipoteca".

El código de buenas prácticas
Los fundadores de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca aseguran que el código de buenas prácticas de los bancos ante deudores, aprobado recientemente por el Gobierno, que incluye la dación en pago como una opción voluntaria, es "una tomadura de pelo" que lo único que ha logrado es precisamente el efecto contrario. En opinión de los autores del libro, a efectos prácticos, canaliza el proceso hacia una refinanciación de la deuda que "sólo interesa a los bancos".


Defienden la desobediencia civil ante una ley "injusta" que invade los Derechos HumanosEl libro denuncia que la responsabilidad de la actual situación recae en todo el mundo, tanto los titulares de hipotecas como las agencias de tasación, las inmobiliarias, los bancos y los políticos, pero a los únicos a los que se les está pasando factura es a las familias, ya que las empresas inmobiliarias, por ejemplo, pueden liquidar sus deudas en proceso concursal entregando su patrimonio.

Por ello, los autores defienden la desobediencia civil, como oponerse a un desahucio autorizado por un juez, ante una ley "injusta" y que no puede invadir una ley "superior" que es la de los Derechos Humanos".

"Vidas Hipotecadas" analiza además los factores que propiciaron la burbuja inmobiliaria, retrata la "institucionalización" del mensaje de que alquilar era tirar el dinero y que la vivienda era una buena inversión, y denuncia la "profunda ignorancia" de las instituciones públicas sobre el nivel de endeudamiento de la sociedad española.

No comments:

Post a Comment