Tuesday, March 27, 2012

Consejos: Antes de formalizar la compraventa de una vivienda debemos seguir 6 pasos



Look & Find consideran que es imprescindible dar los siguientes pasos:

El primer paso que hay que dar es solicitar una nota simple del Registro de la Propiedad. Es un documento público que está a disposición de quien lo solicite en el Registro y que identifica a los propietarios legales del inmueble con indicación de la superficie, cargas existentes: embargos, hipotecas, anotaciones preventivas y demás.

A continuación comprobar que la vivienda está al corriente del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el Ayuntamiento o la Junta Municipal correspondiente.

A efectos fiscales, cada Comunidad Autónoma establece un valor mínimo de escrituración para cada inmuebleHay que conocer el valor mínimo de escrituración. A efectos fiscales la Consejería de Hacienda de cada Comunidad Autónoma establece un valor mínimo para cada inmueble. Siempre y cuando el importe de la compra que figura en la escritura sea igual o mayor que el que establece Hacienda, no tendremos ningún problema. Si el importe escriturado fuera inferior al establecido por Hacienda nos puede llegar posteriormente una declaración paralela por disconformidad en el importe a efectos impositivos.

El siguiente paso sería conocer los gastos de la comunidad así como si hay alguna derrama, en cuyo caso el nuevo propietario se hará cargo de la misma desde la fecha de transmisión. Esta información la podemos conocer a través del Presidente de de la Comunidad de Propietarios.

Además, tenemos que saber los servicios que están incluidos o no en los gastos de comunidad (agua caliente, gas, calefacción, recogida de basuras, limpieza, zonas comunes).

Comprobar si el inmueble incluye aparcamiento y trastero, como parte integrante del mismo, como anexo o como propiedad independiente.

Confirmado lo anterior, es muy conveniente dejar las condiciones por escrito en un contrato de arras o un contrato de compraventa. Se optará por uno u otro en función de lo que las partes quieran comprometerse. La ventaja del primero sobre el segundo es que queda especificado cómo resolverse si éste no llega a buen fin. Pero en cualquier caso, es muy aconsejable acompañar el contrato con una entrega a cuenta en forma de arras o anticipo.

No comments:

Post a Comment