Tuesday, January 10, 2012

Alquiler con opción a compra, alternativa para tiempos de crisis


Actualmente es un tiempo dificil  para comprar una vivienda. En el actual momento económico, decidirse, arriesgarse cuesta más que nunca. Tal vez sea el momento de otras alternativas con las que ganar tiempo. El alquiler con opción a compra es una posibilidad más que atractiva.

Se trata de una buena alternativa para aquellos compradores que no pueden pagar una entrada. Con esta modalidad hipotecaria, los inquilinos pueden transformar la cantidad destinada al pago del alquiler en la cuota mensual para el pago de la compra de su casa. Es lo que se denomina 'financiación mixta'.

Las inmobiliarias recurren a este tipo de arrendamiento para dar salida a su stock. De esta forma, las agencias que deciden poner en marcha esta fórmula permiten a sus clientes alquilar la vivienda por un precio no excesivamente elevado. Después, pasados entre 2 y 5 años, les plantea la posibilidad de comprarlo.

Para quien no puede pagar una entrada
La principal ventaja reside en que del precio total del piso se descontará la cantidad que el inquilino haya ido pagando durante el período en que vivió en régimen de alquiler.


En el contrato tiene que constar el precio de la futura compraventa
Esta opción de financiación mixta está destinada sobre todo a las personas que no pueden acceder a una vivienda por sus elevados precios, porque no disponen del dinero suficiente para pagar la entrada o tengan vedado el acceso a los canales tradicionales de financiación bancaria.

Hay que destacar que en el contrato tiene que constar el precio de la futura compraventa, que no variará por fluctuaciones del mercado, y el plazo de tiempo que el beneficiario tiene para ejercitar su derecho de compra.

Es fundamental plasmar por escrito todos los extremos del contrato. Pero como mínimo, se ha de hacer constar el precio final de la posible compra-venta, el plazo para ejercer la opción y la posible entrada y/o pagos mensuales del alquiler con opción a compra” para evitar sorpresas desagradables.

Cómo formalizar el contrato
Es en las cláusulas del contrato donde se diferencia esta modalidad de alquiler. Las principales cláusulas que no deben faltar son:

■Cuotas mensuales
■Forma de pago
■Vencimiento de las mismas
■Especificar la cantidad entregada en concepto de pago por adelantado y la cantidad en concepto de fianza.
En lo que se refiere a la opción de compra no deben faltar:

■Descripción de las condiciones que marcarán la futura compraventa.
■Precio de venta de la vivienda.
■Descuento de las mensualidades de renta.
■Declaración de que el inmueble está libre de carga.
■Otra de que el inmueble se transmitirá libre de arrendatarios, ocupantes y precaristas.
■Fecha para elevar a escritura pública el contrato de compraventa.
El alquiler con opción a compra es especialmente interesante en los períodos de incertidumbre económica en los que se desconoce hasta dónde escalarán los tipos de interés. Una situación de la que de se pueden beneficiar los interesados en comprar un piso a medio-largo plazo.

No comments:

Post a Comment