Wednesday, February 23, 2011

una generación de españoles trabajará toda su vida para pagar una casa que vale la mitad



La agencia de noticias reuters ha elaborado un análisis del mercado inmobiliario español en el que cita a numerosos expertos y estudios. entre sus conclusiones señala que "el estallido de la burbuja inmobiliaria en España solo ha dejado unos pocos ganadores, como los que acuden las subastas forzosas para hacerse con un apartamento de lujo a precio de chollo en una urbanización desértica en la costa". sin embargo, prosigue, "la mayoría de los españoles, ahogados por las hipotecas contraídas en los años de bonanza y la subida meteórica del precio de las viviendas, configuran un amplio grupo de perdedores"


Una de las declaraciones más llamativas de las apuntadas por reuters es la de enrique quemada, actual consejero delegado de ONE to ONE Capital Partners y anterior profesional de banif y fortis bank. el experto señala que "hay toda una generación perdida de españoles jóvenes que carga con la losa de tener que trabajar toda su vida para pagar una vivienda que vale la mitad de lo que pagaron"


a lo largo del texto, la agencia repasa varias ideas como:


a) la desgracia de los que han perdido su puesto de trabajo o incluso su vivienda a raíz de la crisis


b) que la vivienda sólo ha bajado un 17% según las cifras oficiales, lo que deja espacio para más recortes, según el banco de españa


c) el millón de casas sin vender que sigue siendo una losa para los precisos ante la escasa oferta del mercado


d) la elevada tasa de paro: 20%


e) el grifo cerrado de las hipotecas


Con todo, concluye que "pasarán años hasta que se absorba la oferta existente", ya que además la parte baja de la sociedad, clásica absorbente de vivienda, es la más castigada por el paro y los extranjeros, ni están ni se les espera de momento. por último, se da otro repaso al suelo y a los proyectos inacabados


otras conclusiones son que la caída de precios de los pisos continuará y que el recorte real de precios desde máximos podría alcanzar el 40%. a este descenso podría llegarse con la presión de las coberturas que tendrán que hacer los bancos y cajas por sus activos inmobiliarios, que podrían transformarse en descuentos

No comments:

Post a Comment