Tuesday, February 1, 2011

Perder el piso y seguir pagando cuotas al banco, ¿o ya no?




Las resoluciones judiciales que se han conocido en los últimos días, que han determinado que devolver el piso hipotecado es suficiente para saldar la deuda con el banco, han sacudido algunas conciencias. Los consumidores vuelven a clamar por la reforma de las leyes que rigen este tipo de créditos, mientras los bancos advierten de que esa reforma podría repercutir negativamente sobre los propios consumidores, ya que las condiciones para la concesión de los créditos se endurecerían.


Primero fue la Audiencia Provincial de Navarra la que consideró suficiente que el banco se quedara con el piso para considerar saldada la deuda, y después el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, que estimó saldadas las deudas pendientes que todavía mantenía con la banca y otros acreedores una pareja de jubilados en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos), después de que no consiguieran cubrir todos los pagos con la venta de su vivienda.



230.000 ejecuciones en tres años


Según datos de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, el Consejo General del Poder Judicial ha contabilizado más de 230.000 ejecuciones hipotecarias por impago entre 2007 y el primer semestre de 2010.


Este es el caso de Marisa, mujer divorciada, en paro y con tres hijos, dos de con discapacidad. Firmó una hipoteca de 268.000 euros para una vivienda que la entidad tasó en 384.000 euros. Cuando perdió su empleo, acudió al banco para refinanciar la deuda (no podía seguir pagando 1.500 euros mensuales), pero la entidad se negó. En octubre pasado, su casa salió a subasta por el 56%, por lo que el banco le sigue exigiendo dinero: un total de 133.000 euros, entre lo que le resta por pagar y las costas e intereses.

La citada Plataforma cree que este auto es extrapolable a la mayoría de los procesos abiertos, como el de Marisa, por lo que trabaja ya en un documento informativo para repartir entre los afectados.


Modificaciones de la ley

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Unión de Consumidores de España (UCE) así como la Asociación General de Consumidores (ASGECO) han reclamado que se elimine la doble garantía, para que el embargo de la vivienda sea suficiente para saldar la deuda hipotecaria.


En este sentido, el presidente de la Unión de Consumidores de España, José Ángel Oliván, ha explicado que "el Ministerio de Justicia está hablando con nosotros y nos escucha por primera vez". Oliván se ha mostrado seguro de que "en lo que queda de legislatura va a haber modificaciones legislativas, porque la producción de anteproyectos de ley del Ministerio es espectacular".


El presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros (ADICAE), Manuel Pardos, es optimista porque "con este auto son los jueces quienes reclaman una nueva legislación, y abre una vía de innovación para que se prestigie la justicia y defienda los intereses del ciudadano".


Que el error lo pague quien lo comete


Las organizaciones de consumidores basan su reivindicación en que la decisión de conceder un crédito es responsabilidad de las entidades financieras, por lo que si se equivocan no es "lógico" que su error lo paguen los clientes. Afirman que son los bancos quienes tasaron las viviendas muy por encima de su valor a la hora de conceder el préstamo, pero luego rebajaron la tasación cuando llegó la crisis.


Sobre este punto, la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Ada Colau, cree que "las entidades tienen una responsabilidad directa de la crisis actual, por lo que es injusto que las familias acarreen con toda la responsabilidad mientras que los bancos siguen obteniendo beneficios".


Encarecimiento del crédito, dicen los bancos


Los partidarios de la reforma de la ley apuntan hacia los modelos de otros países, como Estados Unidos, donde funciona la "dación por pago", es decir, que al devolver la vivienda al banco queda saldada la deuda.


Sin embargo, los contrarios a la reforma argumentan que la eliminación de la doble garantía provocaría cambios en el mercado hipotecario. Fuentes del BBVA han observado, que se podría producir un encarecimiento de los créditos y un endurecimiento de las condiciones de préstamo, porque las entidades financieras ya no sentirían confianza en recuperar el dinero prestado




Fuente: 20 minutos.es

No comments:

Post a Comment