Monday, February 21, 2011

Casa: Ni la aguda crisis puede con la cultura de la propiedad




La 'fiebre' de la propiedad en los años del 'boom' inmobiliario ha dejado tras la crisis un reguero de refinanciaciones y ejecuciones hipotecarias, pero el 71,4% de los españoles que busca piso aún se decanta por la compra. Este porcentaje es muy superior al 44% que se registra a nivel europeo, según el 'Barómetro Inmobiliario 2010' de la red inmobiliaria Re/Max.


El informe, que analiza la situación de los diferentes mercados inmobiliarios en Europa, desde el español, adalid del auge de la construcción, hasta el alemán o el británico, pone de manifiesto que la cultura de la compra sigue presente pese a las lecciones extraídas de la crisis.
Así, según Re/Max, sólo un 4,8% de los clientes de la red inmobiliaria en 2010 demandaron pisos en alquiler, frente al 7% en Europa, y un 23,8% no iba en busca de algo específico. En todo caso, el informe señala que las personas con edades inferiores a los 25 años y aquellos que están entre los 35 y los 50 años, el 17,6% del total, tienen la misma predisposición al alquiler de vivienda.


Por otro lado, en plena reforma de las pensiones, que muchos han anticipado que reducirá los ingresos de los futuros jubilados, cabría pensar que muchos ven la compra de una vivienda como una forma de asegurarse un 'colchón' o como una alternativa a un plan privado de pensiones.


Sin embargo, los españoles aún no ven la inversión en vivienda como un modo de asegurarse una buena jubilación. Tan sólo el 36,4% compra una vivienda con esta intención, cuando en el resto de Europa, el 50% lo hace con este propósito.


¿Lo peor ha pasado?
Por tanto, aunque el informe asegura que "lo peor de la crisis inmobiliaria ya ha pasado", también refleja que a su paso la demanda no ha cambiado sustancialmente sus prioridades a la hora de invertir en una vivienda. Lo que se ha transformado son las condiciones del mercado que ralentizan la recuperación de las compraventas. Re/Max señala que "hay una oferta muy amplia", por lo que el cliente tiene más donde escoger y retrasa más su decisión
El cliente puede ahora optar entre las viviendas del promotor, de particulares y también de las entidades financieras, que años atrás financiaron la compra de inmuebles que han regresado a sus carteras en forma de ejecuciones hipotecarias y daciones en pago.


A ello se unen, fruto de ese proceso, unas "mayores dificultades" a la hora financiarse. Así pues, poco a poco los compradores vuelven a acudir al banco, pero ahora "los bancos apenas dan facilidades a la hora de concederlas" tras las lecciones aprendidas de la crisis.


Fuente: El mundos.es

No comments:

Post a Comment