Thursday, December 30, 2010

Los pisos bajarán en 2011 hasta compensar la eliminación de la deducción




El Banco de España prevé que los cambios fiscales aplicados para equiparar compra y alquiler, como la eliminación de la deducción para propietarios con rentas superiores a los 24.000 euros anunciada en 2009, desincentivarán la demanda de viviendas y obligarán a los promotores a aplicar rebajas adicionales en 2011 para seguir drenando su 'stock'.


En el último 'Boletín Económico' del año, el banco emisor señala que el precio de la vivienda ya "absorbe una parte excesivamente elevada de la renta disponible de las familias", lo que añadido a algunos cambios regulatorios, como la mayor neutralidad fiscal entre compra y alquiler, "debería tender a moderar los precios de la vivienda".
Sólo quienes compren a partir del próximo 1 de enero y ganen más de 24.000 euros dejarán de desgravarse la hipoteca. Por eso, "en 2011 parece probable que los precios sigan moderándose, de modo que el esfuerzo financiero necesario para adquirir una vivienda no aumente al desaparecer la desgravación fiscal para los contribuyentes de mayores rentas", añade.


Más excedente de viviendas
El excedente de viviendas sin vender tendió a estabilizarse en 2010, según el Boletín Estadístico del Banco de España, que sitúa esta cifra entre 700.000 y 1,1 millones de casas en el tercer trimestre.


Esta cifra supondría entre el 2,8 % y el 4,6 % del parque estimado de viviendas que existen en España, según el citado informe, que también señala que esas reservas se irán absorbiendo gradualmente por la caída de las casas terminadas y porque muchas casas a la venta no se venderán.


El futuro del 'stock'
En este contexto, la institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez cree que "la absorción gradual del exceso de oferta acumulado será lento", aunque señala que "el grueso del proceso se ajuste ya se ha realizado".


El Banco de España señala que los promotores deberán adaptar el valor de sus inmuebles a un mercado con mayor peso del alquiler, al ser una alternativa para los propietarios que no consiguen vender sus viviendas, pero también a otros condicionantes no meramente económicos.


Así, explica que las proyecciones demográficas arrojan una "estabilización" de la población en la próxima década y un aporte migratorio "pequeño", lo que se traduce en mayor demanda potencial.


En esta circunstancia, espera un posible repunte de la demanda si la recuperación económica permite recuperar la tendencia de los años de bonanza hacia hogares de menor tamaño, o a que la demanda que pueda estar embalsada esperando una mayor caída de los precios se anime ante unas mejores perspectivas de renta


Fuente: El Mundo.es

No comments:

Post a Comment