Friday, December 17, 2010

España saldrá de la crisis inmobiliaria en 2013


El final del túnel de la crisis del 'ladrillo' en España aún parece estar lejos. La construcción española seguirá cayendo hasta 2013 por el frenazo en la inversión en infraestructuras -que compensaba hasta 2010 parte de la caída del sector de la edificación- y por la persistencia de las restricciones de crédito, según el informe Euroconstruct del segundo semestre de 2010, que sitúa a España a la cola de Europa.


El responsable de la Unidad de Prospectiva Económica del Instituto de Tecnología de la Construcción de Catalunya (ITeC), organismo encargado de realizar el estudio para España, Josep Ramon Fontana, ha explicado que harán falta "cinco o seis años" contando desde el 'boom' de 2007 para recuperar la normalidad en el sector, entendida como ritmos de produccEl descenso de la construcción en España fue del 18,9% en 2008 y del 26,1% en 2009, y según el estudio, el sector retrocederá un 16% en 2010, un 13,6% en 2011 y un 2,3% en 2012, para volver a crecer "tímidamente" en 2013, con un 1,3%, ha explicado el director general del ITec, Anton M. Checa, que ha señalado 2011 como el año en el que se tocará fondo.


Por subsectores, la edificación residencial se contraerá un 24% en 2010, para estabilizarse en 2011 y reactivarse en 2012 y 2013, ya que al haber alcanzado "mínimos históricos", cualquier incremento de producción como pasar de 90.000 a 100.000 viviendas supondrá crecer un 10%, ha argumentado Fontana.


La edificación no residencial (industria y comercio y oficinas) cerrará 2010 con una caída del 25%, y para 2011 del 21%, ya que el exceso de oferta ha llegado más tarde que en el sector residencial. En 2012 caerá un 5,5%, según las previsiones.


Más recortes en obra pública
La rehabilitación, una de las grandes apuestas del Gobierno para reactivar el sector, tampoco es agente dinamizador. Esta actividad disminuirá este año un 7%, mientras que la ingeniería civil agravará su contracción por los ajustes presupuestarios de las administraciones. Así, la obra pública decrecerá un 15% en 2010 y un 26% en 2011, y no se descartan nuevos recortes para 2012.
ión "de la mitad" de los de aquel año de punto álgido del sector.
De este modo, España pasará de gastar 1.130 euros por habitante en obra pública en 2009 -mientras que la media europea era de 700 euros- a 600 en 2013, la misma cifra que prevé Alemania para ese año, ha expuesto Fontana.


Asimismo, Checa ha aseverado que España lleva tres años "absorbiendo el exceso" de haber llegado a tener una sobrecapacidad del sector en 2007 del doble de la demanda que correspondía a un país de sus características. También ha señalado que se produjeron infraestructuras "por encima de la capacidad de la financiación pública".


Por todo ello, ha situado la vuelta al "punto de equilibrio" entre 2012 y 2013, por lo que por el momento no descarta que todavía se pierdan empleos en el sector. Para esos años, Checa augura que ya se habrá reabierto el grifo del crédito.


Respecto a los 19 países que analiza el informe Euroconstruct, en 2011 sólo cuatro continuarán en contracción: España, Portugal, Irlanda y Chequia. El promedio de los 19 países es del -0,1%, aunque si se excluye España, pasa a un crecimiento del 1,4%, tras tres años de descensos (2008-2010).


La salida de la crisis tendrá cuatro velocidades en Europa, y en el periodo 2011-2013 Europa del Este (Polonia y Hungría) tendrá los mayores crecimientos. En Escandinavia se situarán por encima de la media europea y los países centrales del Viejo Continente rondarán la media. Por debajo estarán los cuatro que todavía decrecerán en 2011



Fuente: El Mundo.es

No comments:

Post a Comment