Sunday, October 24, 2010

Tres Cantos vive su particular edad de oro del 'ladrillo'

Tres Cantos vive su particular edad de oro del ladrillo desafiando a la crisis económica e inmobiliaria. En este municipio del noroeste de la Comunidad de Madrid, de 42.000 habitantes, se levantan ya parte de las 6.900 viviendas -para 25.000 vecinos más- proyectadas en el desarrollo Nuevo Tres Cantos, toda una nueva ciudad anexa cuyo fin de obra está previsto para 2018.

"Este gran proyecto, que ni mucho menos es desmesurado, busca responder a la enorme demanda existente en el municipio", afirma Jesús Moreno, concejal de Urbanismo, Obras y Servicios del Consistorio tricantino. En su opinión, la localidad, que nació en los años 80, padece actualmente una importante "necesidad de viviendas" que se paliará con esta ambiciosa apuesta.
De dichas viviendas públicas, la edificación de las 1.000 primeras para jóvenes en régimen de alquiler con opción a compra se encuentra muy avanzada y la construcción de otras 600 para estratos sociales más necesitados (víctimas de violencia de género, familias monoparentales, etc.) está a punto de iniciarse.

"Diariamente, a Tres Cantos se desplazan 30.000 trabajadores que hasta ahora no tenían la opción de hacer su vida personal también aquí. Además, también podrán volver los hijos de la localidad que se han ido a vivir a otros lugares ante la escasez de oferta de casas", declara Moreno, que recuerda que Tres Cantos apenas ha crecido urbanísticamente desde su nacimiento.


Juan Núñez, director técnico de la Concesión del Grupo FCC.
Precisamente, el proyecto ha sido una actuación continuista de lo que actualmente existe. "Nuevo Tres Cantos es una prolongación del modelo urbano de la ciudad consolidada donde prima, por encima de todo, una baja densidad de viviendas, unas 20 por hectárea. Porcentaje muy inferior al de los desarrollos del área metropolitana de Madrid", señala Juan Núñez, director técnico de la Concesión del Grupo FCC. "Este modelo de urbe -que integra servicios, dotaciones, usos terciarios e industriales, etc.- huye de ser una ciudad dormitorio", especifica Núñez.

Las futuras 6.900 viviendas que albergará el enorme residencial se distribuirán en régimen protegido (2.505 de precio básico �VPPB� y 783 de precio limitado) y libre (2.670 en altura y 942 unifamiliares) y con precios posburbuja. Así, el valor de los chalés rondará los 390.000 euros.

La cifra económica global que envuelve a este desarrollo es de auténtico vértigo y más aún en tiempos de crisis. FCC ha invertido alrededor de 230 millones de euros. Nueve puentes, cuatro estanques de tormentas, soterramiento de 15 kilómetros de la red de alta tensión, ocho kilómetros de carril bici y 50 zonas verdes más un gran pulmón central representan sólo algunas de las infraestructuras planificadas.

Con este panorama, presente y futuro, parece que "aquí no hay crisis del ladrillo", como indica el responsable de Urbanismo, ni de ningún otro tipo. La ciudad, además, opta a la organización de la Ryder Cup de Golf en su edición de 2018. Año en el que, curiosamente, en Nuevo Tres Cantos se colocará el último ladrillo.



El Sector Nuevo Tres Cantos ocupará una superficie de 329 hectáreas, de las que el 60% se destinará a equipamientos, zonas verdes, infraestructuras públicas y un importante parque empresarial. En el resto del desarrollo se levantarán hasta 6.900 viviendas, el 48% de éstas con algún tipo de protección

No comments:

Post a Comment